+34 684 45 12 27
info@colectivocala.org
+34 684 45 12 27

¿QUÉ NECESITAMOS SABER PARA COMPOSTAR MEJOR?

Dentro del microproyecto Promoción del Compostaje vecinal en edificios comunitarios y en viviendas familiares, en el marco del proyecto “Acciones para el alcance de metas de los objetivos de desarrollo sostenible desde la participación de los actores locales: un enfoque territorial. ACCIONAD-ODS” cofinanciado por el programa EP- Interreg V España Portugal (POCTEP), hemos puesto en funcionamiento en el Centro Municipal de Asociaciones Pedro Márquez de Alburquerque, una compostera, principalmente dedicada a gestionar los restos orgánicos del propio centro.

Compartimos alguna información útil para su funcionamiento.

Algunas recomendaciones o consejos de compostaje (Fuente: Cómo hacer un buen compost.  Mariano Bueno):

1.- Empezaremos depositando al fondo de la compostera una capa de materiales secos y leñosos y unos puñados de compost viejo o de estiércol descompuesto, para que sirvan de fermentos iniciadores y aporten suficientes microorganismos para el buen compostaje.

2.- Iremos depositando restos orgánicos, procurando mezclar o alternar capas de materiales secos con materiales verdes o húmedos, materiales gruesos con materiales finos, materias viejas con frescas – hierba y paja, restos frescos de cosechas y cocina con hojas secas, etc.-.

3.- De tanto en tanto, conviene añadir alguna capa de compost viejo o estiércol como levadura. Y opcionalmente polvo de rocas, minerales naturales o cenizas (previamente humedecidas durante un tiempo), en caso de que nuestra tierra necesite algún tipo de enmienda.

4.- Regularmente (o por lo menos cuando hayamos llenado más de la mitad de la compostera), conviene remover -con ayuda de un gancho – y mezclar bien todo su contenido, a fin de airearlo bien y de mejorar la descomposición de todos los materiales compostados.

5.- En el caso de que la masa esté muy seca, conviene regarla. Podemos mezclar con el agua un 10% de purín de ortiga, de consuelda o de purines de estiércol.

6.- Seguiremos llenando el compostero en la medida en que dispongamos de materias orgánicas y repetiremos a menudo la operación de remover, airear y mezclar, sobre todo cuando se haya acumulado un buen volumen y cuando esté casi lleno. Si al mezclar los restos orgánicos notamos que están muy secos, conviene aprovechar para regarlos.

7.- Si todo ha ido bien, al cabo de unos 4 o 6 meses las capas inferiores de la compostera estarán bien fermentadas y descompuestas; tendrán un color oscuro, una textura suelta y homogénea, y su olor será agradable. El compost estará listo para su uso.

8.- Las composteras que dispongan de una puerta inferior, pueden ir descargándose a través de ella, mientras se

 

    No Comment.