924 10 59 01
calaepd@gmail.com
924 10 59 01

Reflexionamos sobre la relación del CALA con las organizaciones de mujeres

El pasado sábado 16 de noviembre participamos en las jornadas «Encuentro de Organizaciones de Mujeres» en Almendralejo. Las entidades organizadoras «AMIGA 1931», Amas de Casa y Asociación de Mujeres Rurales «Pura Cepa», nos invitaron a reflexionar sobre el pasado, presente y futuro de las asociaciones de mujeres a través de nuestra trayectoria como Colectivo.

En este artículo sintetizamos la comunicación que presentamos, pues hicimos referencia a muchos materiales que queremos compartir.

En nuestros ya casi 20 años de trayectoria, nuestra relación con las asociaciones de mujeres ha sido fundamental. Principalmente con las asociaciones de Alburquerque y poblaciones cercanas como Codosera o Puebla de Obando entre otras, pero también de otros lugares como Jarandilla o Zafra.

Siguiendo nuestras líneas de trabajo, hemos destacado las intervenciones, proyectos y acciones más importantes:

1. FORMACIÓN EN PROCESOS EDUCATIVOS, TALLERES Y ELABORACIÓN DE MATERIALES.

Recordamos con mucho cariño las Escuelas de Madres y los talleres de Educación Emocional y Afectivo-Sexual para mujeres de Asociaciones rurales. Fruto de aquellos trabajos y de nuestro trabajo como mujeres a nivel interno realizamos el material ¿Cómo aprendemos a ser mujeres?. Un manual sencillo, pensado par que las mujeres indaguemos en grupo sobre la construcción de nuestra identidad como mujeres, nuestro papel en la familia, la sociedad y nos empoderemos colectivamente para cambiar.

Han sido también muy interesantes los procesos creativos con grupos de mujeres que hemos hecho a través de nuestro proyecto de Educomunicación Objetiv@. Con estos procesos aprendemos a hacer lecturas críticas de los discursos que dan los medios de comunicación sobre las mujeres, a la vez que participamos en la creación de un cortometraje para dar la imagen de nosotras mismas que se ajusta a nuestra visión y poner en valor quiénes somos y lo que hacemos.

Señalamos los maravillosos cortometrajes:  «¿Qué más queremos las mujeres?» con el Colectivo Feminista Zafra Violeta, «Mujeres de la Cañada» o «Paso a paso» con la Asociación de Mujeres de Puebla de Obando o «Gurugú» con un grupo de Mujeres del Centro de Promoción de la Mujer del Barrio Gurugú de Badajoz.

2. IMPLICACIÓN SOCIOPOLÍTICA, DESARROLLO COMUNITARIO Y REDES.

Como idea del colectivo está nuestra implicación sociopolítica con la realidad en la que vivimos ya sea desde el punto de vista local a través de acciones que favorezcan un desarrollo comunitario enriquecedor y plural; o desde un punto de vista global a través de redes o campañas y acciones que vayan en consonancia a ir erosionando cada vez más el modelo de capitalismo heteropatriarcal e ir conformando otro tipo de sociedades.

En nuestro pueblo trabajamos codo con codo con las Asociaciones de Mujeres con las que compartirmos hogar, el Centro de Asociaciones «Pedro Márquez», un espacio feminizado que reivindicamos como un lugar donde se hace política y se contribuye de forma fundamental a la VIDA de Alburquerque. Nos lo explican muy bien en este vídeo Ángela Robles y Andrea Rosillo.

Hay un proyecto que ha surgido de esta alianza entre mujeres y del que estamos especialmente orgullosas. Se llama «Memoria de las Mujeres», por el cual pretendemos reivindicar el papel de las mujeres en la Historia y una visión de la Historia que valore los trabajos de cuidados, fundamentales para nuestra evolución como sociedades y que no se han considerado.

La frase de Ana S, que tomamos de su blog Mujerícolas sintetiza a la perfección la esencia de nuestro proyecto:  «Precisamente la certeza de que el futuro es nuestro rompe la dicotomía pasado-futuro. Este futuro prometedor y generoso reclama un pasado a la altura. Una memoria nueva. Un pasado impensable dentro del patriarcado. Una contramemoria que muestre este universo paralelo, mejor dicho perpendicular a la narración masculina.”

3. ACOMPAÑAMIENTO, DINAMIZACIÓN, FACILITACIÓN, REGULACIÓN DE CONFLICTOS Y ASESORAMIENTO.

En los últimos años estamos surgiendo grupos feministas de nuevo corte, en muchas localidades extremeñas. Uno de los pioneros es Zafra Violeta, que este año nos pidió la organización de una convivencia para mejorar la vida del grupo y avanzando hacia modelos menos patriarcales de organización y que eso redunde positivamente en la ACCIÓN externa del Colectivo. ¡¡Porque lo grupal es político!!

Podéis ver en la siguiente imagen nuestra propuesta de trabajo, que sirve para cualquier grupo feminista.

4. DESARROLLO PERSONAL Y COLECTIVO. CUIDADO DE GRUPO.

Esta es sin duda nuestra línea de trabajo más identitaria. Nuestro grupo es el campo de experimentación de muchas de nuestras ideas de modelo, cuidado y sostenibilidad de los grupos.

Apostamos por colectivos horizontales donde haya espacios de cuidados, de comunicación eficaz y cooperación. Nos hemos criado en un sistema patriarcal y es fácil reproducir en nuestras organizaciones sus estructuras, formas de trabajo, comunicación… En el Colectivo CALA nos trabajamos a conciencia para identificar estos funcionamientos que reproducen el patriarcado y construir fórmulas nuevas. Por ejemplo, tenemos un sistema de trabajo rotatorio, para que no haya especialización y tratando que no haya acaparación de información, saber y poder.

Ya hemos dicho que lo grupal es político.

En esta linea, surgió hace años nuestro grupo de mujeres «Las Mandorlas», más activo y público al inicio (ya os hemos contado que escribimos entre otras cosas el manual ¿Cómo aprendemos a ser mujeres?) y ahora un grupo que nos sirve para reflexionar y seguir avanzando en materia de feminismos en el seno de nuestro colectivo.

Y más recientemente se ha consolidado un grupo de hombres, que tras la reflexión interna, también ha dado el paso a la acción externa a través del proyecto  «¿Cómo aprendemos a ser hombres?». A través del cual podemos impartir talleres y otras acciones formativas para indagar en la identidad masculina y generar estrategias colectivas para transformar la masculinidad hegemónica.

Y hasta ahí nuestro recorrido por nuestra relación con las asociaciones de mujeres. Un recorrido que nos ha permitido ir observando su evolución, y a través del cual reflexionamos sobre el futuro.

Como nos han contado muchas veces las mujeres de Alburquerque que constituyeron la primera asociación de amas de casa, para ellas fue necesario constituirse como asociación para salir de su casa. Su enfoque era lúdico y simplemente querían tiempo para estar juntas, fuera de casa y pasarlo bien.

Ellas se ganaron el espacio público para nosotras, las que venimos detrás. Muchas veces las más veteranas de estas asociaciones piden relevo preocupadas porque la asociación poco a poco va perdiendo socias y bajando de actividad. Pero el relevo ya está.

El relevo está en los grupos feministas de nuevo corte como las asambleas del 8M que se han creado en distintos pueblos de toda Extremadura (y todo el país). En los grupos feministas que surgen en los institutos como el Proyecto LIFE de Almendralejo, y otras muchas formas de organización que hay.

El futuro pasa por la alianza entre mujeres. En estos tiempos de fuerte amenaza para los derechos de las mujeres, en especial las más vulnerables por cuestiones económicas, de raza, de orientación sexual… y las personas con identidades de género diversas, es especialmente necesario recordar las palabras de Simone de Beauvoir «No olvidéis nunca que bastará con una crisis (…) para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados».

Debemos permanecer vigilantes, y debemos permanecer unidas. Apelamos a la SORORIDAD, porque esa es la clave para tener fuerza, resistir y crear sociedades más igualitarias.

 

 

 

 

    No Comment.